Guerra de Vinos

Querida Familia CEJULU, de un tiempo a la fecha el arte de degustar vino se ha convertido en una bella tradición familiar. Por ello les compartimos hoy una película en la que debemos aprovechar todos nuestros sentidos. ¡Kippis! ¡Hölkyn Kölkyn! ¡Pröst! ¡Cheers! ¡Àvotre sante! ¡Saluti! ¡Salud!

 

Guerra de Vinos

Bottle Shock

Año: 2008

País: EE.UU.

Dirección: Randall Miller

Intérpretes: Chris Pine, Alan Rickman, Bill Pullman, Rachael Taylor, Freddy Rodríguez, Dennis Farina, Eliza Dushku, Miguel Sandoval

Guión: Randall Miller, Jody Savin, Ross Schwartz, Lannette Pabon

Música: Mark Adler

Fotografía: Mike Ozier

Cata a ciegas

Película inspirada en hechos reales. Habla de la cata a ciegas de distintos vinos franceses y californianos en 1973, cuando la opinión dominante era que los caldos galos no tenían rival. La competición probaría que los vinos obtenidos en Napa Valley eran de una calidad excelente, comparables a los obtenidos al otro lado del charco. El film sigue por un lado al organizador de la cata, el británico afincado en París Steven Spurrier; por otro lado están, Jim y Bo Barrett, padre e hijo, que cultivan vides en California en su explotación de Chateau Montelena; además anda por ahí la becaria Sam, y el latino que también anda a la búsqueda del vino perfecto Gustavo Bambrila.

Randall Miller entrega un film que gustará a los apasionados del vino, pues el film es un canto a la pasión por enología. Quizá el preciosismo de las imágenes es excesivo, pero se entiende por la mirada algo romántica a la dedicación profesional a los vinos. Se ha construido un entramado de relaciones entre los personajes sencillo y eficaz –las diferencias padre-hijo que se dirimen a puñetazo limpio, al más puro estilo Hemingway; las diferencias entre los dos amigos por la chica; el catador que es como un pulpo en un garaje, que tiene su reverso en la presencia de Bo en Francia; la chica dueña de un bar–, y está bien resuelto el clímax de la cata a ciegas. En el reparto sobresale Alan Rickman, y el juvenil Chris Pine, que recuerda en su composición, de modo sorprendente, a Antonio Banderas.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s